Orosca

El proyecto Orosca consiste en una aproximación personal a la naturaleza del ser desde la contemplación activa del paisaje.
El trabajo se centra en la relación que el autor establece con el entorno, desde una intención de habitar el espacio de forma casi meditativa. Su forma de proceder propone una posición atenta a la sincronicidad entre el la interacción que se produce al caminar y la proyección que articula los encuentros con el entorno.
El resultado de esta posición existencial trae imágenes con sonidos lejanos y en clave baja; con armonías y relaciones formales cercanas a la abstracción, en el punto justo anterior a perder el referente visual. Son imágenes que no representan sino que presentan un estado de conexión con el medio habitado. Son pasos dados en un camino, huellas de haber estado en contacto con el mundo y que configuran en sí mismas, una presencia íntima y profunda. Se presenta así una habitaje intuitivo que mp terminar de perder el contacto consciente.
Este proyecto reivindica una forma de habitar el mundo, como constatación de existencia y fundamentación para el desarrollo de los gestos sensibles de aproximación, contacto y comunicación. En esto proceso, el autor ha encontrado necesario establecer un espacio basado en la imagen que facilite el encuentro de diferentes formas de estar en el mundo simultáneamente.