La fotografía terapéutica es una forma de llamar al efecto positivo que tiene hacer o mirar fotografías

¿Qué es y para qué sirve la fotografía terapéutica?

Comencemos por el principio. La fotografía terapéutica es una forma de llamar al efecto positivo que tiene hacer o mirar fotografías, y aunque a veces lo haya podido parecer, la fotografía terapéutica no es una técnica o una modalidad como tal. Sólo, es que este efecto a fascinado a muchos profesionales y estos han buscado un nombre para poder hablar sobre este potencial. Estos nombres, a veces parece que hablen de una modalidad de trabajo con fotografías, pero no es exactamente eso.

Claro, cuando hablamos de fotografía, todo el mundo sabe a qué nos referimos. Llevamos ciento cincuenta años fotografiando a nuestras familias, a los planetas, a los insectos y por supuesto, a los eventos sociales de máxima actualidad. Sin embargo, hablar de fotografía terapéutica es algo que todavía genera gran confusión. ¿Cómo puede ser terapéutica la fotografía? ¿Será por una cantidad de fotos que hacemos?, ¿por la forma en que las hacemos?, o quizá ¿por una forma ritualizada de mirar las fotos?

La fotografía terapéutica, una forma de llamar al efecto positivo que tiene hacer o mirar fotografías

 En realidad, es algo muy sencillo, pero para descubrirlo tenemos que poner el foco en donde realmente es importante: en que las personas somos visuales, tanto o más que mentales. ¿Ves la conexión? La fotografía no es terapéutica en sí misma. Pero las personas, de forma natural nos conectamos con sentimientos, ideas y valores a través de las imágenes. Por ejemplo, mirando unas fotos familiares nos conectamos con sentimientos hacia las personas que allí están o hacia los valores de la familia. Esta conexión emocional es importante y puede ayudarnos a sentirnos mejor, o entender mejor una situación compleja de forma cuasi espontánea.

La fotografía terapéutica es la forma que usamos para poder hablar del potencial de conexión emocional y simbólico de las imágenes.

¿Para qué sirve la fotografía terapéutica?

Sobre todo, sirve para crear el espacio potencial necesario para estas conexiones. De este modo, la fotografía terapéutica sirve para que nos conectemos a nuestro mundo interior y al de los demás. A un nivel más práctico, esto nos sirve a las personas para gestionar nuestros mundos interior y compartido de forma saludable.

Y esto solo es el principio. Luego vienen la cara b de la fotografía, la fotología y muchas más ideas que nos pueden ayudar a sacar un gran partido de esta gran aliada para la vida, el crecimiento personal o incluso la salud mental.

portada de "el camino de la fotología" un acercamiento a la fotografía terapéutica y participativa: una forma de llamar al efecto positivo que tiene hacer o mirar fotografías

Seguir aprendiendo

La fotografía terapéutica es una forma de llamar al efecto positivo que tiene hacer o mirar fotografías. Si te interesa, en esta web puedes encontrar artículos, experiencias y recursos que facilitan o investigan la fotografía terapéutica. Si quieres formarte en este apasionante campo, en Instituto 8 vas a encontrar los cursos donde comenzar, ampliar tus conocimientos o profesionalizarte. Estas formaciones te prepararán para introducir y gestionar de forma responsable imágenes en procesos de facilitación, acompañamiento y crecimiento personal.