¿La fotografía como terapia?

Cada día usamos la fotografía como canal de comunicación en cada vez más medios y formas diferentes, y ya no suena extraño pensar a la fotografía como herramienta terapéutica. En este sentido, usar la fotografía con objetivos terapéuticos -fotografía como terapia- o de promoción de la salud, es perfectamente posible, de igual modo que con el arte en general. Sin embargo, más allá de estos usos específicos -comunicación o terapia-, usar la fotografía como medio de participación y puesta en común entre las personas, puede resultar sorprendentemente estimulante y beneficioso, porque la verdadera magia de la fotografía está en que las personas podemos mirar fotos, hablar sobre lo que vemos, contar historias... y sobre todo porque podemos hacer fotografías para expresarnos o sencillamente, tomar parte del mundo que habitamos de una forma más plena.
We use photography as a channel of communication in many ways every day, and no longer sounds strange to think on photography as a therapeutic tool. In this sense, using photography for therapeutic purposes or health promotion, it is perfectly possible in the same way as art in general. However, beyond these specific communication or therapy uses, using photography as a means of participation and sharing among people, can be surprisingly stimulating and beneficial, because the real magic of photography is that people can look at pictures, talk about what is seen, tell stories... and especially we can take pictures to express ourselves and take a more fully part of the word.