La fotografía terapéutica es una forma de llamar al efecto positivo que tiene hacer o mirar fotografías

¿Qué es y para qué sirve la fotografía terapéutica?

Comencemos por el principio. La fotografía terapéutica es una forma de llamar al efecto positivo que tiene hacer o mirar fotografías, y aunque a veces lo haya podido parecer, la fotografía terapéutica no es una técnica o una modalidad como tal. Sólo, es que este efecto a fascinado a muchos profesionales y estos han buscado un nombre para poder hablar sobre este potencial. Estos nombres, a veces parece que hablen de una modalidad de trabajo con fotografías, pero no es exactamente eso.

Claro, cuando hablamos de fotografía, todo el mundo sabe a qué nos referimos. Llevamos ciento cincuenta años fotografiando a nuestras familias, a los planetas, a los insectos y por supuesto, a los eventos sociales de máxima actualidad. Sin embargo, hablar de fotografía terapéutica es algo que todavía genera gran confusión. ¿Cómo puede ser terapéutica la fotografía? ¿Será por una cantidad de fotos que hacemos?, ¿por la forma en que las hacemos?, o quizá ¿por una forma ritualizada de mirar las fotos?

 En realidad, es algo muy sencillo, pero para descubrirlo tenemos que poner el foco en donde realmente es importante: en que las personas somos visuales, tanto o más que mentales. ¿Ves la conexión? La fotografía no es terapéutica en sí misma. Pero las personas, de forma natural nos conectamos con sentimientos, ideas y valores a través de las imágenes. Por ejemplo, mirando unas fotos familiares nos conectamos con sentimientos hacia las personas que allí están o hacia los valores de la familia. Esta conexión emocional es importante y puede ayudarnos a sentirnos mejor, o entender mejor una situación compleja de forma cuasi espontánea.

La fotografía terapéutica es la forma que usamos para poder hablar del potencial de conexión emocional y simbólico de las imágenes.

¿Para qué sirve la fotografía terapéutica?

Sobre todo, sirve para crear el espacio potencial necesario para estas conexiones. De este modo, la fotografía terapéutica sirve para que nos conectemos a nuestro mundo interior y al de los demás. A un nivel más práctico, esto nos sirve a las personas para gestionar nuestros mundos interior y compartido de forma saludable.

Y esto solo es el principio. Luego vienen la cara b de la fotografía, la fotología y muchas más ideas que nos pueden ayudar a sacar un gran partido de esta gran aliada para la vida, el crecimiento personal o incluso la salud mental.

portada de "el camino de la fotología" un acercamiento a la fotografía terapéutica y participativa: una forma de llamar al efecto positivo que tiene hacer o mirar fotografías

Seguir aprendiendo

La fotografía terapéutica es una forma de llamar al efecto positivo que tiene hacer o mirar fotografías. Si te interesa, en esta web puedes encontrar artículos, experiencias y recursos que facilitan o investigan la fotografía terapéutica. Si quieres formarte en este apasionante campo, en Instituto 8 vas a encontrar los cursos donde comenzar, ampliar tus conocimientos o profesionalizarte. Estas formaciones te prepararán para introducir y gestionar de forma responsable imágenes en procesos de facilitación, acompañamiento y crecimiento personal.


Therapeutic and participatory photography

What is therapeutic photography and what is it for?

Let’s start at the beginning. Therapeutic photography is a way of calling the positive effect of taking or looking at photographs, and although it may sometimes seem so, therapeutic photography is not a technique or a modality as such. Only, this effect has fascinated many professionals and they have sought a name to talk about this potential. These names sometimes seem to speak of a modality of working with photographs, but it is not exactly that.

Of course, when we talk about photography, everyone knows what we mean. We have been photographing our families, the planets, the insects and of course, the current social events for 150 years. However, talking about therapeutic photography is something that still generates a lot of confusion. How can photography be therapeutic? Is it because of the amount of photos we take, the way we take them, or maybe because of a ritualized way of looking at the photos?

Actually, it is something very simple, but to find out we have to put the focus where it really matters: that people are visual, as much or more than mental. Do you see the connection? Photography is not therapeutic in itself. But people naturally connect with feelings, ideas and values through images. For example, looking at some family photos we connect with feelings about the people there or about the family’s values. This emotional connection is important and can help us feel better, or understand a complex situation better in a quasi-spontaneous way.

Therapeutic photography is the expression we use to be able to talk about the emotional and symbolic connection potential of images.

What is therapeutic photography for?

Above all, it serves to create the potential space needed for these connections. In this way, therapeutic photography serves to connect us to our inner world and that of others. On a more practical level, this serves people to manage our inner and shared worlds in a healthy way.
And this is just the beginning. Then come the b-side of photography, Photology and many more ideas that can help us to take advantage of this great ally for life, personal growth or even mental health.

Continue to learn

Therapeutic photography is a way of calling the positive effect of taking or looking at pictures. If you are interested, in this website you can find articles, experiences and resources that facilitate or investigate therapeutic photography. If you want to train in this exciting field, in Instituto 8 you will find the courses where you can start, expand your knowledge or become a professional. These courses will prepare you to introduce and manage images in a responsible way in processes of facilitation, accompaniment and personal growth.